Nuestra Historia

Bajo la luna llena de Xelajú, nació la destilación de su esencia.

Añejada por un año junto a todos los deseos de una cultura, aún frescos y puros, su aroma frutal y notas de vainilla fueron enfrascados e inmortalizados con la imagen de una mujer de incomparable belleza, que endulzaba con un sabor que encantaba, a todos sin igual. De los brazos de la noche, despertó la alegría de la fiesta en los corazones de la gente donde su sabor se conserva intacto hasta el día de hoy.

Nuestra Historia

2006

El origen de la pureza y la majestuosidad de Quezalteca, se ven impresas en una etiqueta que se convirtió en un símbolo intachable de orgullo y autenticidad.

Nuestra Historia

2004

El equilibrio, la armonía y la elegancia del plateado, hacen que esta etiqueta se distinga de las demás. La mezcla del color azul, nos  recuerda la grandeza de nuestro país, exaltando orgullosamente el origen de lo auténtico.

Nuestra Historia

2002

Basada en la pureza y la tradición, nace una etiqueta con tonos grises nostálgicos. Su simpleza sobria y elegante nos transportan a una época brillante, que como el aguardiente, se añejó con el tiempo.

Nuestra Historia

1997

El retrato perfecto de belleza, orgullo y tradición. Se plasma en una etiqueta que nos transporta a una época de antaño. En el fondo, un hermoso paisaje nos recuerda que vivimos en el país de la eterna primavera.

Nuestra Historia 1987

1987

Una etiqueta en la que se consolidaron los colores ícono de Quezalteca. Los colores radiantes y tan propios de esta marca única en Guatemala, hacen resaltar la belleza y la pureza de su contenido.

Nuestra Historia

1967

En un pintoresco atardecer junto a volcanes, montañas, árboles y ovejas, hay una bella mujer de incomparable mirada. Este cuadro representa el misticismo, la magia y la belleza de nuestro país.

CANCELAR